miércoles, 1 de junio de 2011

Capitoné / Fuxico

Se utiliza para dar un relieve geométrico a la tela.

Para empezar a hacer capitoné escogeremos una tela que tenga cierto "cuerpo", que sea ligeramente rígida. Después la plancharemos y marcaremos con puntos, separados todos a la misma distancia, para principiantes puede ser una distancia de 2 cm., pero más adelante, con la práctica se puede reducir. Marcaremos el área en que vayamos a trabajar, con los puntos, haciendo una especie de cuadrícula.


Punteado de la tela, para que se más fácil seguir el gráfico

También hay personas que cuadriculan la pieza de tela, en lugar de puntearla. Dependiendo del diseño estos puntos o cuadrícula van en el derecho o en el revés de la tela. Si queremos hacer más fácil la tarea, podemos copiar las líneas que aparecen en el gráfico y por donde deberán unirse las costuras.

Escogemos un hilo que sea resistente. Enhebramos y hacemos un nudo al extremo del hilo.
Atravesamos por el primer punto escogido y metiendo de nuevo la aguja en el tejido, donde se encuentra el punto tomamos unos tres hilos de la tela, siguiendo el esquema tomamos otros tres hilos de tela del siguiente punto que tengamos que unir, tiramos del hilo para que los dos puntos se unan.

Normalmente, deberemos comenzar la operación de nuevo. En lugar de asegurar la labor con un nudo, vamos al siguiente punto que tenemos que seguir del esquema, con cuidado de  no tensionar el hilo y tomamos 3 hilos, volvemos a tomar 3  hilos del mismo punto y nos vamos al siguiente punto, tomamos 3 hilos más y tiramos del hilo para que los dos puntos se unan.


Continuamos hasta completar la labor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada