sábado, 11 de junio de 2011

Hilo

Lo más importante de los hilos es su calidad. Si cosemos a máquina con hilo de mala calidad la máquina es incapaz de mantener una tensión permanente, lo que provoca que el hilo se ropa, que las costuras sean frágiles y que las puntadas sean de poca calidad. Además es más probable que un hilo de poca calidad encoja en el lavado, a que lo haga un hilo de buena calidad.

Los hilos pueden ser en distinto porcentaje de algodón, poliester y seda. En general los hilos de algodón se utilizan para tejidos naturales y el hilo de seda se utiliza, normalmente, para coser géneros delicados.

También debemos tener en cuenta que los hilos de menor peso, son adecuados para tejidos finos y los hilos de mayor peso, para los más gruesos.

En cuanto al tono del hilo, cuando no está disponible el tono exacto de la tela a coser, debemos escoger el que es ligeramente más oscuro (en lugar de el que es ligeramente más claro).

El hilo también puede clasificarse según su empleo, el hilo de hilvanar - disponible en diversidad de colores, en algodón - es impescindible para los hilvanes de la prenda, ya que se retira con facilidad una vez que la prenda está cosida. Para hacer ojales, puede utilizarse el hilo de torzal (que es un hilo retorcido y muy fuerte). Hoy sin ir más lejos (y sin querer hacer propaganda) conseguí un  hilo de Gütermann, que catalogan como "hilo para ojales".

No hay comentarios:

Publicar un comentario